El pasado día 21 de enero, un artículo publicado por el periódico “El Correo Gallego”, que recogía diversas declaraciones de Manuel Fernández, hoy con noventa años, y toda una vida de marinero como profesión. En el citado artículo me llamó la atención las declaraciones de este marinero jubilado de Ribeira, en las que dicía que antes la langostas trepaban por las paredes del muelle de Aguiño, y que era frecuente recoger langostas de cinco o siete kilogramos, sin embargo hoy las langostas están prácticamente desaparecidas de la ría de Arousa. –

Ver el artículo completo aquí

Fuente: Fresco y Mar y el El Corrreo Gallego.

Share This