¿Por qué los pescados y mariscos sostenibles son buenos para…la economía?

El rango de bienes y servicios que ofrecen los ecosistemas costeros y marinos tendrían un valor, con una estimación conservadora, de 2,5 billones de dolares cada año.

Si los mares del mundo fueran un país; sería el país con la séptima economía más fuerte del mundo. El valor de los bienes y servicios de los océanos representa 2,5 billones de dólares al año[1]. Pero incluso esta cifra no da cuenta de todo el potencial.[2]

El pescado y los mariscos se encuentran entre los productos más comercializados en todo el mundo. Pero la industria pesquera sólo será rentable a largo plazo si se separa del corto plazo y persigue una estrategia sostenible. La pesca sostenible no significa que sea obligatorio pescar menos. Se trata de capturar el pescado deseado, en cantidades razonables según la situación del recurso, al tiempo que se evitan las capturas no deseadas. Hablamos de la aplicación de estrategias y técnicas de pesca sostenibles, que no sólo tienen por objetivo maximizar los beneficios a corto plazo, sino también garantizar la conservación a largo plazo de nuestros valiosos recursos.

Potencial latente La gestión sostenible de las poblaciones de peces del océano podría aumentar de manera significativa las ganancias procedentes de la industria pesquera. Los expertos calculan el potencial extra ‘latente’ en unos 83 miles de millones de dólares[3]. Con una mejor gestión, las poblaciones de peces podrían recuperarse y esto resultaría en una captura de más peces de alta calidad. Pero al final, es el consumidor de pescado y mariscos, todos nosotros, así como el sector minorista quienes deciden en gran medida el futuro de la pesca. Los consumidores, a través de las decisiones de compra responsables, y los minoristas a través de políticas de productos pesqueros sostenibles. Solo la creación de una mayor demanda de productos de origen sostenible y su disponibilidad en mercados, tiendas y pescaderías, permitirá el cambio hacia unas prácticas de pesca y acuicultura más responsables y sostenibles. Sólo así se podrá garantizar un suministro suficiente de pescado para alimentar a la creciente población mundial y garantizar la subsistencia de millones de personas en países en desarrollo a largo plazo.

El producto marino bruto anual, equivalente al PIB de un país, haría del océano la 7ma economía más grande del mundo[1]
mostrar referencias para este artículo

[1] Hoegh-Guldberg, O. et al. 2015. Reviving the Ocean Economy: the case for action – 2015. WWF International, Gland, Switzerland., Geneva. Page 12; http://wwf.panda.org/wwf_news/?244770/Ocean-wealth-valued-at-US24-trillion-but-sinking-fast

[2] World Bank Group. 2015. The Sunken Billions Revisited. Progress and Challenges in Global Marine Fisheries. http://www.worldbank.org/content/dam/Worldbank/Topics/Environment/Sunken%20Billions%20Revisited-web-2.pdf

[3] World Bank Group. 2015. The Sunken Billions Revisited. Progress and Challenges in Global Marine Fisheries. http://www.worldbank.org/content/dam/Worldbank/Topics/Environment/Sunken%20Billions%20Revisited-web-2.pdf

Articulo principal

test
Share This