Más sobre las ventajas medioambientales del pescado y marisco sostenibles

¿Cuáles son las ventajas de la pesca y la acuicultura sostenibles?

  • La gestión a largo plazo de la pesquería con límites de captura y otras medidas para permitir que las poblaciones de peces se reproduzcan; y mantengamos las poblaciones en niveles óptimos.
  • La gestión activa y adaptativa de la pesca y el seguimiento de la actividad pesquera y del estado de las poblaciones de peces.
  • No capturar peces que sean todavía demasiado pequeños para reproducirse cumpliendo con los requisitos de una talla mínima para la pesca.
  • La consideración del efecto de la pesca en los hábitats de los peces y de los otros habitantes del mar.
  • Reducción de la captura incidental y no deseada (por ejemplo, peces y tortugas marinas que quedan atrapados accidentalmente con redes y anzuelos)
  • Protección del medio ambiente y conservación de la biodiversidad.
  • Vigilancia y subsiguiente prevención de la pesca ilegal, que en parte todavía se lleva a cabo con métodos extremadamente perjudiciales y con impactos devastadores sobre el medio ambiente.
  • La conservación del hábitat marino y de las poblaciones estables producen igualmente unas condiciones de vida y alimentación estables para millones de pescadores y personas, cuyos medios de vida dependen del procesamiento y venta de pescado y productos del mar.
  • En el cultivo de peces: reforzar el control sobre el uso de productos químicos, antibióticos y hormonas, garantizar la sostenibilidad de los piensos utilizados en la alimentación, minimizar daños sobre los hábitats etc.

¿El cultivo de peces (acuicultura) puede solucionar los problemas?

Sistemas de acuicultura sostenibles, granjas para peces y sistemas de cultivo de mariscos, pueden ser parte de la solución y ayudar a reducir la presión sobre las poblaciones de peces. Hoy en día, uno de cada dos peces destinados al consumo proviene de la acuicultura. [1] Sigue siendo importante determinar los efectos ambientales de esto y actuar para minimizarlos. En algunas regiones costeras, debido al establecimiento de la acuicultura, se destruyen los manglares: lugares que son áreas importantes para el desove y la recuperación de muchas especies. La acuicultura convencional puede contribuir también a la pesca excesiva de los mares del mundo porque para el cultivo de muchos peces, también son necesarios aceites y harinas de pescado para su alimentación. Y esto hace aumentar, más que reducir, la presión sobre las poblaciones salvajes.

¿Quién es responsable?

Sin lugar a duda, la responsabilidad principal recae en los políticos, que deben legislar y gestionar las pesquerías de manera sostenible y en las empresas comerciales, que deben ofrecer productos sostenibles, además por supuesto de las propias flotas pesqueras que no han adoptado aún prácticas responsables. Pero los consumidores también tienen responsabilidad y pueden ejercer cierta influencia en la industria pesquera, cambiando el comportamiento de compra y exigiendo los derechos que la ley contempla. Al final la demanda es lo que controla la oferta y esta es nuestra oportunidad.

¿Cómo puedo ayudar?

Al comprar pescado y mariscos, elija productos sostenibles, esta regla aplíquela tanto si está comprando peces marinos o de agua dulce procedentes de la pesca extractiva como provenientes de la acuicultura.

¿Cómo puedo saber si el pescado es de origen sostenible?

Es fácil identificar los peces de origen sostenible si están adecuadamente etiquetados. Hay muchos productos con etiquetas como por ejemplo, MSC para productos procedentes de pesca extractiva o ASC para peces de acuicultura/cultivo. Existen también algunas etiquetas ‘Bio’ que garantizan la sostenibilidad de los peces cultivados. Al comprar pescado en la pescadería o en el mostrador en el supermercado, busque la información pertinente- la ley nos garantiza el acceso a una serie de datos sobre los distintos productos pesqueros – y pregunte al pescadero si tiene dudas sobre el origen del pescado.

mostrar referencias para este artículo

[1] Food and Agriculture Organization of the United Nations (FAO). The State of World Fisheries and Aquaculture 2014. Rome. Page III; http://www.fao.org/3/a-i3720e.pdf

Share This