WWF ofrece a los consumidores una receta sencilla para mejorar  el futuro de los océanos: apostar por la compra responsable

Madrid, 16 de diciembre de 2015- Cuando se acerca la Navidad, WWF presenta sus consejos para elaborar una lista de la compra de pescado y marisco más responsable, ofreciendo a los consumidores una receta sencilla para frenar el agotamiento de los océanos. La organización presenta los resultados de una encuesta que demuestra que el 84% de los entrevistados considera importante que mercados o restaurantes se aseguren de ofrecer pescados y mariscos sostenibles.

Ante la proximidad de las celebraciones navideñas, uno de los momentos clave del año en el mercado de pescado y marisco, la organización recuerda que nuestras elecciones a la hora de comprar son una herramienta poderosa para fomentar la pesca sostenible y ofrece una serie de consideraciones indispensables a la hora de elaborar nuestros platos.

Su propuesta consiste en comprar pescado de forma responsable y solo la cantidad que realmente se necesite. El comprador debe asegurarse que el producto está bien etiquetado, debe tener en cuenta su origen y la forma en que se ha capturado para poder determinar el estado de esa población y el impacto de la actividad pesquera en el ecosistema marino, y no olvidar que cumpla con la talla mínima. Asimismo, la organización insiste en que se deben buscar los sellos de referencia, como MSC -de pesca sostenible- o ASC, de acuicultura responsable. Por último, WWF pide a los consumidores que se estudien bien las ofertas antes de comprar, ya que a veces lo barato para el bolsillo le sale muy caro al océano.

José Luis García Varas, responsable del Programa Marino de WWF, afirma: “Sólo un 40% de los encuestados creen que su decisión de compra puede cambiar el estado de los recursos marinos. Pero, en realidad, los consumidores, a través de sus decisiones diarias de compra, pueden permitir que existan pesquerías sostenibles o no. Por este motivo, WWF ha iniciado una nueva campaña de información hacia los consumidores europeos para que sean conscientes que esta decisión tiene un enorme impacto ambiental y social en todo el Planeta” (ver vídeo)

Una encuesta realizada por WWF en España este año, revela que hasta un 75% de los entrevistados elegiría, como la mejor opción de compra, pescados y mariscos sostenibles, si estuvieran disponibles y fácilmente reconocibles.

Al preguntar a los consumidores qué entienden por “sostenible”, un 63% identificaron que estos productos combaten la sobrepesca y salvan especies en peligro, aunque un 19% lo asocia con un producto más saludable, mientras el 24% lo relaciona con que la captura haya sido realizada de manera artesanal. Dos aspectos que no tienen por qué estar relacionados de forma directa con la pesca o la acuicultura sostenible.

En la encuesta, que solo un 9% de los consumidores piensa que un producto sostenible puede provenir de países en desarrollo,  y apenas un 11% piensa que este tipo de productos puede ayudar a combatir el hambre y la pobreza en los países en desarrollo.

En relación a la preocupación del consumidor sobre el impacto de sus decisiones en las condiciones sociales, solo un 3% piensa que se debería apoyar a comunidades pesqueras en países en desarrollo y un 6% tiene en cuenta el respaldo de unas condiciones de trabajo justas. WWF subraya que estos datos son preocupantes, ya que el 38 % de nuestras importaciones provienen de países en desarrollo.
“Estamos a punto de finalizar 2015, un año designado por la Unión Europea como Año Europeo del Desarrollo (#EDY2015). Sin embargo, la mayoría de los ciudadanos europeos no son consciente de la huella que nuestro mercado de pescado y marisco deja en todo el Planeta y su peso para las economías de muchos países en desarrollo. Comprando productos sostenibles, estamos beneficiando a millones de personas en el planeta cuyo presente y futuro depende de la pesca·.

En cuanto a los aspectos importantes para el consumidor español a la hora de comprar, el 75% se fija en si el producto es fresco, siendo el segundo, con un 66%, es el precio. Cabe destacar que más de la mitad de los encuestados pagaría un precio superior por la compra de pescado y mariscos sostenible si tuviera que hacerlo.

La encuesta también revela que el 84% de los encuestados afirma que es importante que mercados, supermercados o restaurantes se aseguren de ofrecer pescados y mariscos sostenibles. No obstante, solo un 37% sabe si en los lugares donde compran tienen disponibles estos productos.

En la actualidad, en el mercado existen dos etiquetas que permiten reconocer si es un pescado o marisco sostenible, MSC, para productos de pesca extractiva, y ASC, para peces de cultivo. Sin embargo, los datos muestran que solo un 22% reconoce la etiqueta MSC y un 10% la ASC.

Sobre la encuesta:

La encuesta realizada en 2015 por WWF es un trabajo de base poblacional mediante entrevistas a más de 1.000 personas. Si bien el porcentaje representado es muy bajo, teniendo en cuenta que el pescado y marisco es un elemento esencial en nuestra dieta mediterránea, esta encuesta será completada con los resultados de una nueva encuesta que se obtendrá en 2017 por el proyecto que está llevando a cabo WWF España en colaboración con otros 10 estados miembros de la Unión Europea para sensibilizar a los ciudadanos europeos sobre el pescado y marisco sostenible y la huella ecológica pesquera en los países en desarrollo.

Según los resultados de la encuesta, que ha contado con una muestra representativa del conjunto de la sociedad española mayor de 18 años, un 81% de los encuestados son conscientes de que si no se para de comprar pescados y mariscos no sostenibles, los ecosistemas marinos serán destruidos y nos quedaremos sin pescados y mariscos.

El estudio muestra que el 61% de los encuestados sabe que los países en desarrollo tienen un papel importante a la hora de abastecer a nuestro país con pescados y mariscos. A pesar de ello, parece que los españoles aún no son plenamente conscientes de que deban preocuparse por los impactos y bienestar de las poblaciones en países en desarrollo. No hay que olvidar que nuestro país es uno de los mayores consumidores y comercializadores de pescado y mariscos en el mundo.

Según los resultados, un 53% de los encuestados no sabe dónde puede adquirir pescado y mariscos sostenibles y solo a un 28% les resulta sencillo detectar si un pescado o marisco disponible en el mercado es sostenible o no.

 

Share This