En estos días en que tendemos al hiperconsumo y llenamos las mesas de marisco y pescados caros, unas recomendaciones desde la ONG ambientalista WWF para introducir sensatez y equilibrio en la parte del menú que llega desde los mares.

Para abrir boca, unos datos desde WWF que pintan un panorama oscuro: Cada año se capturan en el mundo en torno a 93 millones de toneladas de peces. En 40 años, las poblaciones de especies marinas se han reducido en un 39% de media en todo el mundo; una de las principales causas es la sobre-pesca. Según la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), casi el 30% de las poblaciones evaluadas de peces que se capturan comercialmente sufren el acoso de una pesca excesiva, en absoluto sostenible. Se estima que la pesca ilegal, no declarada y no regulada, puede representar en torno a la cuarta parte de las capturas en el mundo.

Seguir leyendo aqui

 

Share This